Julio 07, 2019

Peligroso sesgo a favor de tecnologías de extinción en informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Conflictos de interés evidenciados por el Grupo ETC

Montreal, 8 de julio.- El Grupo ETC publicó un análisis del reciente informe sobre biología sintética elaborado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, (UICN), en el cual existen graves sesgos y conflictos de interés entre los autores de la publicación.

La UICN es un organismo internacional que agrupa a los movimientos conservacionistas más grandes del mundo. En su informe Genetic frontiers for conservation: an assessment of synthetic biology and biodiversity conservation, (Fronteras genéticas para la conservación: una evaluación de la biología sintética y la conservación de la biodiversidad) la UICN presenta favorablemente la tecnología de impulsores genéticos. Los impulsores genéticos son un nuevo y peligroso desarrollo de las técnicas de ingeniería genética, que tienen la capacidad de conducir a la extinción, intencionalmente, a poblaciones y especies enteras en la naturaleza. Hasta el momento, los impulsores genéticos se están desarrollando en algunos insectos y roedores que afectan la conservación de ciertas especies. Pero de aplicarse, esta tecnología de extinción podría acelerar el colapso ecológico en insectos y muchas otras especies de reproducción sexual que se manipularan con la tecnología.

 

Descargue el análisis completo del Grupo ETC sobre el informe de la UICN

 

“Las especies de insectos han mermado en 40%, por ello resulta incomprensible que uno de los organismos de conservación más antiguos y grandes del mundo abra la posibilidad de que se apoye una tecnología para la extinción deliberada”, expresó Jim Thomas, Co-Director Ejecutivo del Grupo ETC. “Es inaceptable que la UICN haya permitido que promotores de los impulsores genéticos dominaran la elaboración de su informe sobre biología sintética.”

Las conclusiones del informe de la UICN sugieren que la tecnología de extinción tiene grandes posibilidades como herramienta de conservación. Por los sesgos de los autores y los conflictos de interés en el grupo encargado de la elaboración del informe, las organizaciones miembro de la UICN deberían rechazarlo.

  • Más de la mitad de los científicos involucrados en el informe muestra sesgo previo a favor de la biología sintética y/o un posible conflicto de interés. 
  • Al menos 15 miembros del grupo de autores parecen estar asociados con Revive and Restore, el consorcio GBIRd (siglas en inglés del proyecto de Biocontrol Genético de Roedores Invasivos) o Target Malaria, tres instancias que están desarrollando impulsores genéticos.
  • En contraste, ni uno sólo de los autores muestra posturas críticas previas hacia la biología sintética y mucho menos hacia los impulsores genéticos.
  • Varios miembros del grupo de autores no revelaron en sus declaraciones a IUCN sobre posibles conflictos de interés que los involucran.
  • El Sur global y los pueblos indígenas fueron marginados del informe. Solo siete individuos en el proceso de elaboración provinieron del Sur global, y en la lista de 37 autores, sólo a tres de esos siete se les dio crédito. Adicionalmente, hay un único representante indígena, a pesar de que más de seis resoluciones de la UICN mandatan una inclusión significativa de los pueblos indígenas y sus perspectivas en los procesos de elaboración de políticas. 

“Este informe brinda una perspectiva sesgada de un grupo alineado con el punto de vista de la industria biotecnológica, lo que resulta totalmente inadecuado como insumo para futuras discusiones sobre las políticas de conservación, que deben priorizar la precaución, algo que es de esperar en un organismo como la IUCN”, afirmó Thomas. 

 

“El proceso fue tan desequilibrado que antes de que la UICN proceda a definir una política sobre biología sintética debería producirse otro informe. Uno elaborado por un grupo de autores y perspectivas balanceados y que aborde cuidadosamente los conflictos de interés.”

 

Notas a los editores:

-En septiembre de 2016, los miembros de la UICN adoptaron la Resolución 086, en la que se pide que la organización realice una evaluación de las implicaciones del campo emergente de la biología sintética y en particular de las controvertidas tecnologías de “impulsores genéticos” (gene drives), absteniéndose de promover o apoyar dicha tecnología.

-El documento “Genetic frontiers for conservation: an assessment of synthetic biology and biodiversity conservation,” (Fronteras genéticas para la conservación: una evaluación de la biología sintética y la conservación de la biodiversidad: evaluación técnica), se publicó el 3 de mayo de 2019, y aparece como un intento de este grupo de autores de UICN de restar peso a la Resolución 086.

El análisis completo del Grupo ETC, “Impulsores genéticos: malas influencias”, está disponible en castellano, inglés y francés en http://www.etcgroup.org/es/content/impulsores-con-influencias

Mayor información y contexto sobre impulsores genéticos en http://www.etcgroup.org/es/search/node/impulsores%20genéticos