La bioeconomía

La nueva “bioeconomía” describe la idea de un nuevo orden industrial que depende en materiales de base biológica, tecnologías y “servicios” de los ecosistemas. Es un término inventado por la industria de la biotecnología pero que cada vez es más utilizado por los elaboradores de políticas, tecnólogos y empresas de energía global, forestal, agrícolas y compañías químicas. Estos sectores industriales colaboran para construir esta vision de un nuevo futuro de alta tecnología, con técnicas como las de la biología sintética y la nanotecnología para transformar la biomasa “viva” en combustibles, químicos y energía. Sin embargo, lo que se promueve como un cambio “verde”, de los combustibles fósiles a la producción de base biológica, implica afinar todas las técnicas y políticas que faciliten el acaparamiento de los territorios y sus recursos, especialmente en el sur global, donde se encuentra el 86% de toda la biomasa planetaria. La bioeconomía amenaza la biodiversidad, impulsa los acaparamientos de tierras y posibilita nuevos reclamos de las corporaciones sobre la naturaleza.